domingo, 30 de abril de 2017

Corazón roto.

Para escribir lo que llevas dentro
necesitas estar muy feliz o hecho polvo.
Y la verdad es que, cuando estoy feliz
me concentro solo en sonreír.

Ya puedes adivinar por qué estoy aquí de nuevo.

Este dolor tan cansino
que llevo dentro
me pesa todos los día más
cada vez que te pienso.

Es inevitable pensar
que me cambiarás
por cualquiera más linda.

Por aquella que siga los criterios
que pone esta sociedad
tan asquerosa
en la que estamos obligados
a vivir.

Es difícil.
Es complicado querer
a quien no quiere
acordarse de tí
cuando no está contigo.

No puedes dar todo
por quien no da por tí
ni la mitad de la mitad.

Es una pena que una chica
tan bonita como tú,
llore por alguien
tan gilipollas como él.

Solo te aconsejo:
levántate.
No lo pienses más.
Empieza a vivir.

Vuelve a sonreír,
porque,
mi querida chica bonita...
te lo mereces.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Experiencia.

No se suele esperar, es cortesía de la vida, que te enseña y no te da rosas por cada acierto sino espinas por cada error. Y así s...