miércoles, 3 de mayo de 2017

Diferente.

Quisiera poder demostrar
como son mi sentimientos;
esos que guardo
debajo de esta piel
tan áspera como la lija.

Quisiera dejar
que con vuestros envidiosos ojos
me mirárais,
y viérais que no soy nada más
que una niña de cristal.

Quisiera poder llorar
cuando mis sentimientos
están ahí,
a flor de piel.

Quisiera aseguraros
que todos los errores son buenos
sin ser una hipócrita
que no es capaz
ni de quererse
a sí misma.

Quisiera deciros
que no soy esa chica con cabeza
que cumplía
todas tus expectativas (de mierda).

No soy lo que nadie cree.
No soy nada,
y por eso me ha tocado
ser del montón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recaída.

Creía que no pasaría nada, esta vez sería inmune. Tenía todo controlado, no me iba a hacer daño, ninguno de los dos iba a sufrir. ...