lunes, 11 de septiembre de 2017

Roma.

No te ilusiones,
no te fijes en alguien;
no te centres en una persona,
no te embobes con su sonrisa;
no pienses en él,
no le veas seguido.

Evita el contacto visual
y mucho más el físico
si no quieres perder(te).

No quieras,
si no es recíproco;
no será bueno.

Y es que ya me duele
y no sé porqué.
No me gustan las dudas,
me desesperan;
y no tengo ni una puta respuesta,
mierda.

Una peli de cine en mi habitación,
tus labios en mi oído
-hemos perdido el control-
y lo peor:
no te faltaba nada de razón.

No es lo
único
que quería de ti.

Suena el teléfono,
¿Amor?
Ya no eres tú.

No sé que tenías en tus pestañas;
cuando me miraste
pero se convirtieron en mi droga
y ya no puedo conseguir mi dosis diaria.

¿Amor?
Sigo esperando tu llamada
como un niño con esperanzas,
su globo azul del cielo.

¿Qué hice mal?
No tengo réplica alguna
pero cariño,
te esperaré 10 vidas si hace falta
y si el sino
se pone de perra:
15 si son necesarias.

Por favor,
solo dime que te arriesgas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Experiencia.

No se suele esperar, es cortesía de la vida, que te enseña y no te da rosas por cada acierto sino espinas por cada error. Y así s...